Crianza positiva: técnicas para terminar con las mentiras en los hijos

Crianza positiva: técnicas para terminar con las mentiras en los hijos(Pexels)

Crianza positiva: técnicas para terminar con las mentiras en los hijos | Pexels

Hay una etapa en la que los niños y los adolescentes mienten, y si bien todos los seres humanos mentimos, pero estamos de acuerdo que mentir es eso, algo que es no es saludable y menos con menores de edad, además que puede ser un desafío frustrante para los padres, pero cuando entendemos por qué los niños mienten, podemos ayudarlos a ser más honestos.

Mentir no siempre se hace con motivos ocultos. Cuando su niño en edad preescolar comienza a mentir, es simplemente un nuevo hito en el desarrollo, según una investigación. Este cambio significa cambios en la forma en que su hijo organiza la información. Es un paso normal, así que no tienes que preocuparte de que tu pequeño se convierta en un mentiroso patológico.

Te puede interesar: Es bueno o malo conocer el pasado íntimo de nuestra pareja

El estudio muestra que mentir es común entre los 4 y los 17 años, y a los 7 años, los niños pueden decir una mentira tan bien que a menudo sus padres ni siquiera pueden darse cuenta de que están mintiendo, pero después de los 17 años, las mentiras disminuyen, por lo que no es necesariamente un problema que seguirá a nuestros hijos hasta la edad adulta.

Crianza positiva

Mantén la calma y actúa como padre

Observa cómo responde al mal comportamiento y los errores en su hogar, ya sea jugo derramado en la alfombra o tareas pendientes. Si a sus hijos les preocupa que les griten o los castiguen cuando se equivocan, no querrán acudir a usted con la verdad. Concéntrate en usar una voz tranquila; sí, puede ser difícil, pero es posible. Eso no significa que los niños estén libres de culpa por mentir. Pero en lugar de enojarse y culpar, discuta las soluciones al problema con su hijo.

No establezca una mentira

Si puede ver montones de ropa sucia en el piso de su hija, no le pregunte si ya limpió su habitación. Cuando hacemos preguntas de las que ya sabemos la respuesta, les estamos dando a nuestros hijos la oportunidad de decir una mentira. En su lugar, haga hincapié en las formas de abordar la situación. Si sabes que tu hijo no ha tocado su tarea, pregúntale: “¿Cuáles son tus planes para terminar tu tarea?”

En lugar de “¿De dónde vino todo este lodo?” Pregunte: “¿Qué podemos hacer para limpiar esto y asegurarnos de que no suceda la próxima vez?” Esto puede ayudar a evitar una lucha de poder y le permite a su hijo salvar las apariencias enfocándose en un plan de acción en lugar de fabricar una excusa.

Obtenga toda la verdad

Si bien es posible que queramos poner a nuestro hijo en un aprieto cuando lo atrapamos en una mentira, acusarlo o culparlo solo empeorará las cosas. Llegar a la raíz del problema y comprender por qué no pudo ser honesto con usted lo ayudará a animar a su hijo a decir la verdad en el futuro.

Celebra la honestidad

Incluso si está molesto porque hay un mar de agua en el piso del baño, porque su hija trató de bañar a sus muñecas en el lavabo, felicítela por acudir a usted y decirle la verdad. Dígale: “Realmente aprecio que me digas lo que realmente sucedió. Debe haber sido difícil para ti, pero realmente aprecio que hayas dicho la verdad y asumido la responsabilidad”.

Deléitese con las repeticiones

Piense en los errores como una forma de aprender a tomar mejores decisiones. Cuando mantenemos la calma y evitamos gritar o castigar a nuestros hijos por errores, es más probable que nuestros hijos admitan sus errores en el futuro. Convierte el error en una oportunidad de aprendizaje.

Muestre el amor

Hágales saber a sus hijos que los ama incondicionalmente, incluso cuando cometen errores. Asegúrese de que sepan que si bien no le gusta su mal comportamiento, nunca los amará menos debido a los errores que puedan cometer. Esto ayuda a que sus hijos se sientan seguros al abrirse a usted.

 

Predica con el ejemplo

Recuerde que sus hijos siempre lo están mirando y aprendiendo de sus acciones. Esas pequeñas mentiras piadosas que decimos, ya sea para dejar de cuidar perros para los vecinos o para ayudar con la recaudación de fondos de la escuela, no son inofensivas: les muestran a sus hijos que está bien mentir.

Sigue leyendo: Buenos hábitos para aprovechar mejor tu tiempo y tu vida

Síguenos en


Foto del periodista Sol Sánchez

Soy una mujer que le gusta aprender nuevas cosas y conocer personas. Estudie comunicación y derecho. Comencé mi carrera profesional como reportera en 2009, por lo que he tenido la oportunidad de conocer historias y lugares. A lo largo de este tiempo he cubierto casi todas las fuentes en medios de Hidalgo y Ciudad de México. Mis temas favoritos son derechos humanos, música y realeza. 

Ver más

Read More

Leave Your Comments

Your email address will not be published.

Copyright 2011-2021. All Rights Reserved